Preguntas Frecuentes

Iniciar Sesión
Bienvenido a la Comunidad

Ingresar

¿No tienes cuenta?

Puedes registrarte en 3 simples pasos o ingresar con tu cuenta de Facebook.

Chatear
2
Cómo cuidar el medio ambiente desde tu casa
Gabriela Hernandez [ Ver Perfil ]
Contaminar o no el medio ambiente es una decisión personal que, a la larga, tendrá sus resultados a nivel global.

Aunque vivir en una eco-casa sería lo ideal, no todo el mundo está en condiciones de levantar una vivienda correctamente aislada con doble vidrio o de adoptar fuentes de energía alternativas como ser la eólica o la solar con paneles fotovoltaicos. Sin embargo, puedes colaborar con tus cambios de hábito. 

Cada persona genera alrededor dos kilos de basura por día, es decir que cada uno de nosotros produce media tonelada a lo largo de un año. Elegir una botella de vidrio para recargar agua evitará que compres 20 envases desechables que el medio ambiente demorará 20 mil años en descomponer.

¿Sabías que...?

Casi el 20% de una bolsa de basura está conformada por residuos de plástico (entre PVC o PET, bandejas y bolsas de polietileno, entre otros). La quema de estos productos origina emisiones de CO2 que daña al medio ambiente.

Recupera la bolsa de compras que se estilaba usar en el pasado para que cuando vayas al supermercado no necesites pedir las de plástico. En el caso de haberte quedado con alguna, reutilízala tantas veces como puedas.

Las latas son altamente contaminantes porque están hechas con aluminio, que se obtiene a partir de la bauxita, recurso no renovable de la Selva Amazónica. Además, sólo una pequeña parte de las latas pueden reciclarse.

No desperdicies papel y reutilízalo de ambos lados: tanto el papel como el cartón se reciclan de manera fácil, pero la demanda de estos productos genera más tala de árboles. El papel adhesivo, el de fax y el plastificado no son reciclables.

Chequea cuánta y qué clase de basura arrojas por día: si es más o menos duradero y reciclable, y cuán contaminante es. La basura orgánica consiste en residuos de alimentos que, sin estar mezclados con otros residuos, puedes transformarlos en abono para la tierra de tu jardín.

En cuanto al abono orgánico, existen tres clases: el verde, que se obtiene del resto de las plantas, pasto o de hojas caídas, el orgánico de superficie, y el abono compuesto, que se logra a partir de mezclar restos orgánicos con tierra.

Decoración ecológica

Si estás por comprar muebles, evita aquellos realizados con maderas exóticas o tropicales y en cambio opta por aquellos con materiales reciclados o de madera con el certificado internacional que garantice que provienen de plantaciones de bosques renovables, como ser el bambú, un árbol que crece con facilidad. Además, no tires, rompas o quemes muebles que ya no quieras: regálalos o restáuralos y vuélvelos a lucir como más te gusten.

Evita los tapizados realizados con piel de animales, y en la medida de lo posible, decora las habitaciones que tengan mayor cantidad de luz natural de forma tal que quede como cuarto donde pasas la mayor parte de tu tiempo. De esta forma, consumirás menos energía eléctrica.

En el baño, no dejes productos químicos que sean perjudiciales para tu salud. En su lugar, pon productos naturales. Por ejemplo, para limpiar el cuarto de baño, lo mejor será optar por una solución de vinagre y limón es desengrasante y desinfectante.

Coloca lámparas de bajo consumo y apaga las luces que no necesites tener encendidas.

Tips para la cocina

- Descongela tu heladera con regularidad: ahorrarás un 30% de energía.

- No guardes alimentos calientes en tu heladera y cuanto menos abras su puerta, mejor.

- Cuando cocines, tapa la cacerola para no perder calor y energía.

- Evita usar toallas de papel, plástico adherente o film, rollos de cocina y vajilla descartable.

- Una olla a presión conserva el máximo de nutrientes y requiere de menor tiempo de cocción.

 

 

 

Comentarios
Deje su comentario

Su mail no se mostrará en ningún momento

Atención