Preguntas Frecuentes

Iniciar Sesión
Bienvenido a la Comunidad

Ingresar

¿No tienes cuenta?

Puedes registrarte en 3 simples pasos o ingresar con tu cuenta de Facebook.

Chatear
0
DEFINIENDO LAS METAS.
Florencia Varela [ Ver Perfil ]
"Quien no sabe para donde va, normalmente no llega a ninguna parte"

Si quieres mejorar su calidad de vida, debes definir lo más exactamente posible QUÉ ES lo que quieres mejorar. No vale responder: TODO, se requiere ser específico y definido.


Es de vital trascendencia saber realmente y de manera precisa: para donde vamos. Es decir: debemos definir clara y detalladamente cuáles son nuestros objetivos de vida, nuestros sueños, anhelos y metas.


Increíblemente esto no es tan fácil como debería ser, y así comienzan las dificultades, pues si no conocemos lo más exactamente posible hacia donde queremos ir, seguramente terminaremos dando vueltas, vagando perdidos en un bosque de incertidumbre. Así, mientras más y mejor logremos definir nuestra ruta, más pronto y más efectivamente encontraremos la correcta definición de lo que debemos decir o hacer y cuándo, cómo y hacia donde programar la utilización de lo mejor de nuestras capacidades, que son muchísimas

Debes proponerte y fijarte objetivos PERSONALES, FAMILIARES, LABORALES, SOCIALES y ECONOMICOS.


Notarás que algunos de ellos son complementarios y otros son suplementarios; esto quiere decir que un objetivo personal se puede complementar con los objetivos familiares y/o económicos; o que un objetivo de índole familiar será el suplemento adecuado para una feliz realización de nuestras metas personales, o sociales, etc.


Las mayores dificultades para lograr definir eficazmente este punto de partida, estriban en la falta de definición o de conocimiento detallado del "estado de bienestar" en el cual quisiéramos vivir.


En ocasiones, las modas o tendencias del momento, las temporadas y las variables temporales, como el clima o los eventos ocasionales, pueden acarrear que se pierda de vista o se posponga un objetivo importante, y consecuentemente la sensación de que no conseguimos lo que queremos (frustración!). Por ejemplo: alguien se encuentra ahorrando para casarse o para comprar un apartamento o un vehículo (objetivos definidos y programados), y de pronto se presenta la ocasión de hacer un viaje de turismo, una de esas promociones tan atractivas por el Medio Oriente o por el Caribe, o llegó el mundial de fútbol y hay posibilidades de viajar a disfrutarlo, entonces se posponen, o se cambian aquellos planes y metas a las que estábamos orientados (que quizás ya llevábamos muy adelantadas), con lo cual se altera todo un proceso, pues los objetivos complementarios también deben cambiarse, posponerse o eliminarse.

Atención en este punto en el que se requiere total honestidad con nosotros mismos! Porque esto puede deberse a que nuestro concepto de bienestar no es el que creíamos (en ese caso es hora de revisar nuestros objetivos, si es necesario redefinirlos, y descubrir entonces  que no es un fracaso sino otro paso adelante). O también puede ser que estemos ante la oportunidad de conocernos con falta de convicciones firmes o cierta inmadurez (difícil de aceptar internamente, pero real) y solucionarlo, dado que si esta es tu actitud querrás una cosa hoy y mañana otra, este año tendrás un objetivo y el año próximo otro diferente; y puedes pasar así por tu vida sin que logres llegar a ninguna meta concreta, sin alcanzar tu bienestar.

 

Entonces, vamos sacando conclusiones: ES VITAL TENER MUY CLARAMENTE DEFINIDAS TUS METAS Y OBJETIVOS, PARA TENER OPCIÓN DE REALIZARLAS Y CUMPLIRLAS.

 

RECOMENDACION ESPECIAL: Comienza HOY y AHORA a ir definiendo las etapas de tu realización personal, y OJO! DEBES HACERLO POR ESCRITO, esto es fundamental: toma una hoja de papel, anota en ella todos y cada uno de los distintos planes y aspectos de tu vida que consideres que puedes y debes mejorar. Inicialmente no necesitas un orden determinado, no te preocupes por la redacción ni por tu ortografía, sólo importa que tú te entiendas, que tengas claros tus objetivos allí anotados, luego guarda esta hoja de papel en tu billetera o en un lugar seguro y de fácil acceso para ti. Poco a poco irás organizando lo allí anotado, pero lo más importante es que lo leas todos los días, ojo! TODOS LOS DIAS, lo que allí tienes escrito.
 
Para tener en cuenta:

¿Has notado que mientras más alto sea el edificio que se quiere construir, más profundo será el agujero que se debe cavar para fijar los cimientos?
De manera similar, mientras más grandes, más dignos y altos sean tus sueños, metas y objetivos, tanto más profundamente (dentro de ti mismo) deberás ahondar en busca del más firme terreno para colocar sus cimientos.

 

¡ÉXITO!

Comentarios
Deje su comentario

Su mail no se mostrará en ningún momento

Atención